sábado, 4 de diciembre de 2010

En busca de Orden . Capitulo I

En el estudio de lo creado, uno no debe ejercer una vana y perecedera curiosidad, sino ascender hacia lo que es inmortal y eterno. -San Agustín (De Vera Religione)-

Esta entrada tiene el mismo título que un libro de Voegelin, uno de su serie "Orden e Historia" en el principio de los libros figuran esas palabras de San Agustín. Es dificil hacer una introducción a lo que quiero escribir ahora. He demorado escribir algo sobre esto hasta que tuviera algo sólido y no corriera el riesgo de que me tachen de iluminado. Pero la iluminación es parte fundamental y crítica que tiene que formar parte del estudio de lo que es el Ser Humano y de lo que es orden. Para empezar diré que siempre me ha interesado la psicología evolucionista, pero como una herramienta para entender al ser humano. No utilizo la PE como un medio para aprender curiosidades como las causas del atractivo físico o por qué tenemos un gusto exagerado por el azucar o por la sal. Me interesa entender al Ser Humano con mayúsculas. No me interesa saber como respondemos a una infidelidad o que curvas en la mujer son mas agradables a psicología masculina; Me interesa conocer las causas de lo que consideramos mas elevado en el hombre.

Ese es el propósito de Voegelin y por eso puso en el frontispicio de Orden e Historia esas palabras de San Agustín. Voegelin dedicó su vida a estudiar las distintas formas en que los humanos organizan su vida tanto individual o social en torno a sus creencias filosóficas, religiosas y politicas. Para Voegelin la esperiencia de Verdad de una cierta creencia es clave para entender el orden, indistintamente si se habla de orden en la vida personal o social. Para Voegelin el como se experimenta la creencia es la clave. La epifania, el ajá que revela un aspecto nuevo de la realidad. No importa que lo experimentado sea la conclusión de una deducción lógica, el relato religioso de un profeta o la creación de un símbolo por parte de la imaginación simbólica de uno mismo. Lo que importa es el como se experimenta su aparición en la conciencia como Verdad. Cada relato, simbolo o concepto se experimenta de distinta forma en cada época. Unos relatos aparecen y otros desaparecen, o se transforman, pero existen una constantes. Esos aspectos constantes se deben a una estructura de la consciencia que voegelin deduce a partir del estudio de las experiencias filosóficas y religiosas a lo largo de la historia. Al mismo tiempo, estudia la evolución de las tensiones entre los elementos de la conciencia a través de la histora.

¿Por que Voegelin? porque Voegelin hace el trabajo mas duro de estudiar las experiencias humanas durante la historia de la humanidad. A que encuentra elementos comunes y recurrentes en todos esos casos. A que sintetiza de forma admirable una teoría acerca de como se relacionan dichos elementos de la consciencia y cuales son sus tensiones y perversiones. A que descubre como de ellos surgen los relatos filosófico-religiosos y como y por qué surgen en cada época. A que los clasifica y divide en grupos, establece una evolución, una genealogía. Nada de eso se puede hacer sin tener al mismo tiempo unos conocimientos históricos enciclopédicos, además de unos conocimientos de historia de la filosofia y la religión, además de tener una penetració psicológica mas allá de la psicología. Porque lo que Voegelin muestra no es niguna de esas cosas por separado, unidas artificialmente; Lo que Voegelin estudia es la historia de las experiencias de orden en la consciencia de la humanidad, algo en el que el conocimiento de esas materias es imprescindible, pero no es la superposición de ellas. No se trata de estudiar hechos históricos, se trata de reconstruir experiencias en torno a las cuales los hombres organizaban sus vidas a partir de las palabras y hechos de testigos históricos o de los mismos hombres en los que por primera vez emergió a la consciencia ideas, o símbolos acompañados de la experiencia de verdad. Las mismas ideas y símbolos que luego cambarían el orden de su época porque otros hombres tuvieron las mismas experiencias al recibir esas ideas y símbolos en forma de relatos.

Para llevar a cabo esa tarea, Voegelin se ve forzado a utiliar términos metafísicos y religiosos y combinarlos en un nuevo lenguaje, de manera que se crean algunos términos y se extienden otros para que adquieran un sentido constante a través de distintas culturas y épocas. Por si no era ya dificil entender a los filósofos y religiosos mismos y reconstruir sus experiencias uno mismo, la lectura de voegelin añade mayores niveles de complejidad ya que es a la vez un metaestudio de la filosofia, la religión y la política. Aún lo es mas para el hombre aculturizado y empobrecido de la época actual, que no por otra razón no solo se encuentra sin rumbo, sino sin posibilidad de acceder ni comprender aspectos que han sido borrados por un pan-cientifismo que rechaza como irrelevante todo lo que no puede explicar inmediatamente; En el proceso de lo cual, se tira por el retrete lo único que puede dar orden a la vida personal y social, es decir las experiencias de orden que experimentaron otros hopmbres en su consciencia y que, gracias a ello nos han traido a este nivel de libertad y conocimiento en la Historia, un capital que rápidamente se está dilapidando. Esa condición sectariamente suicidas de la ciencia, o mas bien de la ciencia entendida de forma religiosa, es precisamente consecuencia de esa aculturización, porque , como precisamente los hombres necesitan organizar sus vidas en torno a una idea de orden, éste solo puede venir de la experiencia de verdad y esa verdad es proporcionada actualmente por lo que llamamos ciencia, una ciencia que, por su mismo caracter incompleto, excluye del concepto de verdad aspectos de la realidad imprescindibles para un orden duradero.

Tantas son las carencias de las experiencias de verdad que proporciona la ciencia, que el hombre actual se ha visto impulsado a complementar huecos concretos de la consciencia analizada por Voegelin, con materialismos salvadores, disfrazados de ciencia, que ya dejaron su rastro de sangre ya en el siglo XVIII y alcanzan su paroxismo en el XX,. Más recientemente, con el declive de las religiones materialistas totalitarias, entran en juego conceptos y simbolos religiosos primitivos, como ciertos aspectos del ecologismo, la magia, y el nacionalismo tribal que escapan, revistiendose de pseudociencia, a la vigilancia de los cientifistas de momento, tan pendientes como están de combatir la religión tradicional. Esos elementos religiosos primitivos, reelaborados en forma de espiritualidades llamadas de la Nueva Era pueden sostener tribus o sectas, pero no la sociedad compleja que permite nuestra libertad y nuestro bienestar. Es lógica entonces la fragmentación, la desconfianza, la destrucción de las instituciones o la perversión de estas para intereses sectarios.

Mi propósito es reescribir las ideas de voegelin con el lenguaje sectario del cientifismo, que domina las creencias de Occidente, con el objetivo confeso de despertar experiencias de verdad que hagan posible recuperar el orden perdido antes de que sea demasiado tarde. O por lo menos intentarlo. Aunque lo mejor sería que yo estuviera equivocado. Voegelin vivió el mundo convulso de los años 30 con la crisis y la guerra mundial. Estos tiempos son muy parecidos.

Voegelin criticó duramente los aspectos sectarios del cientifismo, que llamó fenomenalismo y lo identificó con una religión. Las cosas no han hecho sino empeorar. Para empezar, un ejemplo de lo dificil de transladar las ideas de Voegelin al lenguaje actual, que excluye aspectos completos de la realidad: Voegelin no define verdad, ni orden, Tampoco tiene que molestarse en demostrar que mis experiencias son las mismas que alguien que comparte mis ideas y que esa compartición es la base del concepto voegeliniano de orden, un concepto compacto que se refiere a un espíritu compartido entre miembros de la sociedad -lo que el llama "parnership in Being" asociación en el Ser- y que por tanto abarca el orden personal interior como el colectivo social y político . Tampoco esas cosas y otras se molestan en definirlas los intelectuales y religiosos que dieron luz a las civilizaciones del pasado, incluida ésta. Hemos podido florecer sin tener que llegar a esos bizantinismos. Sin embargo, ahora es forzoso definirlos y convencer a los sectarios cientifistas de que tanto verdad como órden son conceptos legítimos. Para ello hay entretenerse en definir esos conceptos en términos aceptables para los sectarios, esos que definen los términos que son legítimos y los que no. Eso da una idea del problema de explicación y de la gigantesca destrucción que ha operado recientemente.

Para ese trabajo me serviré de la Psicología evolucionista. Yo no entiendo todo lo que dice Voegelin, ni puedo ligar todos sus coneptos filosóficos con nociones mas básicas de la PE de forma que puedan desafiar el pensamiento sectario en su propio idioma y por tanto, tenga que, o hacerle frente, o admitir su sectarismo despreciándolo. Tengo algunas ideas, pero esto es un trabajo en marcha, a medida que voy comprendo mas de la estructura de la consciencia y de las experiencias de los creadores de orden a través de la historia a través de Voegelin, que hace el trabajo dificil, pero tambien a través de la lectura directa de esos mismos creadores. Lo que está claro es que mi experiencia de verdad en la lectura de Voegelin me dice que merece la pena.

Verdad, Orden, asociación en el Ser, experiencias de Verdad tienen a su vez una explicación evolucionista, pero esas explicaciones no son sustitutivas de los conceptos, que intuitivamente comprendemos y manejamos. unos son naturalmente comprendidos, otros, se deducen de los primeros después de un corto entrenamiento lógico. Es el sectarismo moderno que niega su existencia el que me fuerza a un reduccionismo que yo también rechazo, pero que es necesario para recuperar del fondo esos conceptos y así volver al sentido común y a la cordura.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada