domingo, 2 de febrero de 2014

Quien manda aqui? 2: La retirada de las tropas de Iraq

En el post anterior cuento la lógica que hay detrás del proceso de toma del poder que comenzó en 11M del año 2004 y concluyó con el final del juicio amañado de la masacre. 

Estábamos en que la toma de poder al margen de las instituciones debe ser un acto de fuerza, que en el 11M se traduce en una masacre con una coartada chapucera donde los perpetradores quedan apenas ocultos y se deja entrever claramente el nombre y naturaleza cercana de los golpistas (no estan en montañas lejanas). Es precisamente esa obscenidad la que otorga el poder a los nuevos amos. Si el golpe hubiera sido demostradamente de Al Quaeda,  ahora el poder del 11M se habría acabado y no estaria el PP ejecutando el programa de los golpistas.  Pero no fué asi y Rajoy sabía que no fué un atentado circunstancial, sino el producto de una amenaza constante de gente cercana que vigila la evolución del régimen, que sigue en el poder, el auténtico poder en España, al margen y por encima del poder formal. De ahí su pacto con él.

Hay que tener en cuenta que la técnica del shock a posteriori  para demostrar la toma efectiva del poder es típica del PSOE siempre que ha llegado a él. En tiempos recientes, la intervención a todas luces ilegal de Rumasa. También la retirada fulminante de las tropas de Irak.  Esa táctica del PSOE, después de tomar el poder formal es propia de un partido que desconfía de que el poder efectivo sea el poder formal establecido por las instituciones.  En su retórica está desde siempre, como en la de todo partido que viene del Marxismo, la idea de que un poder en la sombra (iglesia, capitalismo, oligarquía) gobierna por encima de las instituciones. Por tanto, necesitan dar una señal de fuerza ejecutada ante dicho supuesto poder en la sombra. Como resultado, el PSOE mimetiza en sus propios hechos lo que su imaginación conspirativa piensa acerca de como actúan sus adversarios. Si con la intervención de Rumasa el PSOE lanzaba un aviso a sus fantasmas habituales; sus "enemigos de clase", la escena de la retirada de Iraq añade a ese público de fantasmas, sus reales contendientes aliados en el golpe.

Porque por el acto de autoridad de la retirada de Iraq, el poder nebuloso del golpe de Estado se concreta en la persona de ZP a partir de este momento. Y esa era su finalidad.

El poder era nebuloso después del golpe porque no se conocía el jefe de los golpistas. Imaginense que es Cebrián. Para todos los que estaban al tanto (Jueces, periodistas, politicos) tanto secuaces como contrarios,  el nombre exacto del que mandaba a partir del golpe de estado no estaba claro del todo. Se sabía que no venían de montañas lejanas y que era un poder fáctico fácilmente reconocible pero no se sabía LA persona, la identidad del jefe. Por mucho que la masa pensase que el jefe fuera ZP, fruto de unas elecciones legales, el poder a la larga estaría en la opinión de la élite que es la que forma la opinión de la calle y es la que lleva la política del día a dia. Por eso ZP debía dar un golpe de autoridad, como la retirada precipitada y unilateral de las tropas de Irak desoyendo las llamadas de la ONU, la autoridad que habia invocado siempre, para aplazar la retirada y las de sus propios aliados con los que se habia comprometido el gobierno anterior y él mismo.

Ese golpe de autoridad de la retiada de las tropas de Iraq fue en realidad un segundo golpe al poder golpista establecido. Esos actos de autoridad son típicos de todo golpe de estado mientras se establece la jerarquía por la fuerza de los hechos (por medio golpes internos sucesivos). Ese proceso se advierte desde fuera en la forma de "noticias" interesadas transmitidas por los medios de información, que se convierten en voceros para la manipulación de las masas. En los políticos tercermundistas, la política exterior siempre se hacen para consumo interno, sin importar las consecuencias externas. Probablemente el jefe golpista quería dar órdenes a ZP acerca del proceso empezando por ralentizar la agenda exterior y concentrarse en consolidar el golpe interno. A lo cual ZP contestó con ese otro golpe de autoridad contradiciendo las órdenes y estableciéndose ante las élites como el auténtico dueño de la situación.  Asimismo prescindió de PRISA y creó su propia cadena de propaganda con la creación del grupo de comunicación de Roures: La sexta y su periódico de cuyo nombre no me acuerdo. Este segundo golpe puso al Zapaterismo por encima de otros sectores  del PSOE y PRISA a la hora de gestionar los primeros años del régimen golpista. Con posteridad el fracaso de ZP en lo económico ha retornado el poder a sus dueños originales, que continúan en la época de Rajoy.


Deciá que en las políticas tercermundistas, las acciones exteriores siempre se hacen para consumo interno, sin importar las consecuencias externas.  Esa es y ha sido siempre la auténtica política del PSOE desde su fundación. Lo que suceda en el exterior ya se arreglará después, como pensaba Mister X con la petición de salida de la OTAN y ZP con la retirada de Iraq. El caso era ganarse a la extrema izquierda para ganar las elecciones o dar un aviso interno al régimen golpista acerca de que él no era Bambi y era el auténtico dueño del poder. 

Todos estos movimientos son básicos en la toma del poder a cualquier nivel. Una pandilla de gamberros seguiría las mismas tácticas y técnicas. Para alguien orientado al poder, todo eso es instintivo. ZP lo habría hecho decenas de veces a continuación de las múltiples puñaladas por la espalda típicas de la lucha interna en los partidos. 

 También es universal la ley del silencio que se establece en cuanto se sabe que el poder real no es el poder formal. Ocurre en un barrio donde hay matones, Ocurre con la mafia. Ocurre en el Pais Vasco con la ETA y ocurre en España con el régimen golpista del 11M, donde quienes detentan el poder formal solo son una fachada, marionetas del poder real. Pero algunas veces las marionetas, aterrorizadas, colaboran de forma entusiasta antes de que las muevan. 

La razón de la ley del silencio es evidente: todos saben quien manda, pero una cosa es saberlo y otra cosa es decirlo y acusar con ellos implicitamente a Don Vito Corleone de los actos criminales que le dan ese poder fáctico. Don Vito tiene que pasar por amigo y benefactor de la gente y la gente tiene que demostrar cariño hacia Don Vito. De lo contrario Don vito se verá obligado a hacerte el vacio. Eso al principio. No ascenderás. O incluso perderas tu trabajo. O incluso puede que "la justicia" del régimen te procese por cualquier tontería o puede que tengas un accidente. Todas esas cosas han pasado después del 11M a ciertas personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada