viernes, 12 de febrero de 2010

La otra crisis

En Libertad Digital

La crisis ha reducido temporalmente la proporción de población activa, pero es la baja natalidad la que provoca una bajada a largo plazo. Lo que es paradójico y carcajeante del asunto es que eso último es el resultado del esfuerzo deliberado de los planificadores sociales por aumentar dicha población activa mediante la incorporación de la mujer al mercado de trabajo. Se suponía que las amas de casa eran recursos ociosos que no hacían nada importante, excepto menudencias como producir, criar y educar a las nuevas generaciones. Los partidarios de ese cambio se aliaron con ideas como la planificación familiar, el espantajo de la superpoblación, la realización personal en el trabajo y la liberación de la mujer del yugo masculino.

Las mujeres se han estado "realizando" mediante el trabajo durante toda la historia, excepto las ricas. En Occidente, quizá durante las épocas opulentas del siglo XX, la gran mayoría preferían ser "explotadas bajo el yugo masculino" quedándose en casa con los niños... hasta los años sesenta, cuando los planificadores sociales decidieron "liberarlas" sí o sí.


nota: Debes "redondear" las expresiones un poco más, Alberto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada