lunes, 18 de octubre de 2010

Si, son de izquierdas


..

Por eso, actualmente, el PSOE es más de izquierdas que el PSOE de los años 30; la Pasionaria en muchas cosas sería una monja al lado de las feministas de Bibiana Aído. Largo Caballero sería un mocetón brutote pero casi noble al lado de Rubalcaba. Si esto parece exagerado, tengamos en cuenta que el PSOE, como toda la izquierda "transformaora", ni ha sido tan burdo antes ni es tan fino ahora.

Históricamente fue la izquierda quien comenzó a disimular la violencia. En el socialismo hay una ciencia del control y ocultación de la misma; porque la violencia directa y a la luz del día sería el suicidio de una ideología que se proclama liberadora de la humanidad. Sabemos que la Inquisición era terrible por la colección de aparatos de tortura que dejaron, por sus escritos y porque las penas eran públicas. De los nazis tenemos las cámaras de gas y su Mein Kampf, en el que Hitler no ocultaba nada. Pero no queda ni rastro de las chekas ni del Gulag. Aquí, y en Rusia, salvo algún despellejado vivo, las torturas no eran cruentas, ni usaban aparatos, ni dejaban cicatrices. La eliminación era limpia. Stalin no mataba, ¡por Dios!, era un abuelo entrañable que pagaba vacaciones reeducativas en Siberia con régimen de adelgazamiento incluido. Los rusos lloraron al abuelito y desconocían el Gulag.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada