jueves, 20 de enero de 2011

Ciclos de auge y decadencia. Natalidad, Socialismo Inteligencia y evolución


De la misma forma que el optimismo desbordante de después del fin de la guerra fría sirvió para encumbrar la Democracia como el Fin de la Historia, ahora que estamos en crisis florecen teorías sobre su decadencia.

Es admitido implicitamente a todos los niveles que la decadencia es algo inevitable después del auge .Hay algunas explicaciones economico-politicas interesantes aplicables a las democracias que explican ciertos ciclos y son seguramente la antítesis de la visión de Fukuyama.

Pero igual uno de los ciclos mas largo de abundancia-decadencia en todas las èpocas y regímenes se explica por esta otra teoría, genetico-ambiental, que paso a criticar a vuelapluma y de forma apresurada, con objeto de fijar en el papel unas ideas que tenía en mente. Así que disculpen por el atropellamiento.

vía el Brussels Journal, este estudio:


La tesis del autor es que en los periodos de escasez, la gente inteligente o con buenos hábitos sobrevive mejor y se dedica a tareas que le dan ventaja a la hora de tener descendencia, y transmite hábitos/genes exitosos a generaciones futuras al mismo tiempo que se crea riqueza. En cambio los menos inteligentes viven hambrientos y sin posibilidades de reproducirse.

En la fase siguiente de abundancia, que se produce a consecuencia de la fase anterior, cuando todos pueden reproducirse, los de mas altos estratos sociales tienen menos descendencia que los de mas bajos estratos y se entra en decadencia.

El autor Intenta demostrar que la etapa igualitaria en la que estamos coincide con la segunda fase y a su vez coincide con una disminución efectiva de IQ en paises desarrollados.

La reciente evolución negativa del CI (Coeficiente de Inteligencia) que observamos ahora en todos los paises (excepto Finlandia) se debe a esa segunda fase, afirma el autor.

El que se considere el CI como efecto mas bien genetico o cultural no afecta al estudio siempre que se consideren los efectos culturales como duraderos. Es decir, las conclusiones no tienen por qué depender de factores innatos forzosamente.

Ahora bien, el autor se mete en razonamientos circulares y en peligros ecológicos además de equivocarse gravemente pensando que las especies se autoregulan (por ejemplo, que los Lemmings se suicidan por el bien ecológico del planeta y chorradas como esas).


Por ejemplo, lo siguiente es absurdo y mágico. El Feminismo no es ningún sistema de autoregulación.

it is by such cyclical means that nature regulates population density in
a feedback loop. The full cycle requires the destruction of social order and
a disorientation of female individuals away from the normal pattern of
successful reproduction and rearing of offspring. Western societies call
such behavior “emancipation” and “feminism.”"

La explicación de la baja natalidad de las clases dirigentes no es por una cuestión de autoregulacion ecológica. Tampoco es un misterio la alta natalidad de las clases bajas cuando empiezan a vivir en abundancia. Para ello hay que tener en cuenta como interaccionan los genes y el ambiente: Cada especie dispone de un repertorio de estrategias innatas y despliega unas u otras según las circunstancias. Esas estrategias innatas incluyen no solo conductas, sino programas de desarrollo y aprendizaje infantil de las conductas mas apropiadas a cada situación, por ejemplo. El resultado es que según las circunstancias, en la madurez , la persona tiene muy distinto fisico y personalidad partiendo del mismo programa genetico.

El embarazo adolescente, el deseo sexual elevado, el egoismo cortoplacista, la delincuencia e incluso la baja inteligencia son conductas oportunistas, adaptadas a un ambiente de incertidumbre acerca del futuro. Esas conductas están hechas precisamente para aumentar rápidamente la descendencia en cuanto las condiciones lo hace posible. Es normal que cuando las clases bajas empiezan a salir de la indigencia el boom de población ocurra precisamente entre las capas de población que han vivido en la pobreza y la incertidumbre. La baja inteligencia como una adaptación a la vida en peligro se puede explicar por el hecho de que tamaño cerebral, inteligencia y lentitud en el desarrollo del niño pueden estar relacionados . Hay indicios de que en estados de escasez, los niños llegan a la pubertad con cerebros mas pequeños. la masa cerebral es un tejido que exije muchas calorías y las condudtas cortoplacistas necesarias para sobreviivir en condiciones de escasez son mas automáticas y menos elaboradas, por lo que necesitan menos masa cerebral y menos aprendizaje, con la ventaja añadida de que se llega antes a la edad reproductiva, cosa que es vital cuando uno no sabe si va a estar vivo o no al año siguiente. Por tanto la niñez, la etapa de aprendizaje, se acorta. Como ejemplo, las niñas tienen la regla unos años antes cuando viven en situacion de incertidumbre, por ejemplo las hijas de madres solteras o huerfanas de padre. 


Son adaptaciones para sobrevivir en escasez y reproducirse en cuanto se presente la ocasión, pero aquellos que consiguen unas condiciones mejores en la escasez, es decir, los más inteligentes, son los que mas se reproducen durante ésta.  A muy largo plazo (decenas de miles de años), si las condiciones prevalecen por diferencias en natalidad, esas estrategias acaban grabándose en los genotipos, haciendo a las poblaciones que viven en un tipo de escasez cíclica predecible oscilan en torno a niveles de IQ mayores que otras que viven bajo escasez con cíclos aleatorios. Ver esto.


En cambio, la disminución de la natalidad de los mas educados/inteligentes puede deberse al efecto contrario: una sobreexpectativa de futuro que hace retrasar la edad de tener hijos hasta incluso mas allá de la edad reproductiva con el efecto de que no se tienen hijos. En condiciones de seguridad y predecibilidad, los hombres retrasan su edad de emparejarse e invierten el tiempo en adquirir un mayor estatus para elevar su deseabilidad por el otro sexo, mientras las mujeres se vuelven mucho mas selectivas. También posiblemente por una percepción distorsionada de la propia juventud, las mujeres que viven en situaciones estables yu predecibles alargan sus plazos de decisión. En ambos casos, el deseo sexual disminuye con el objeto de llevar a cabo esa estrategia largoplacista de retrasar el compromiso a cambio de teóricamente, una mayor calidad en la descendencia con una pareja de mejor calidad. (en principio). La mayor inteligencia se correlaciona con esta forma de vida opuesta a lo explcado anteriormente.

Mientras que el caso exagerado de cortas expectativas: delincuencia, baja inteligencia, conductas sexuales agresivas etc son adaptativas (excepto drogadicción) para tener descendencia de una forma oportunista, La estrategia del extremo contrario, exceso de expectativas no es adaptativa porque la decisión de tener hijos se posterga incluso mas allá de la edad reproductiva. Esa desadaptación puede deberse a que los niveles de seguridad y predecibilidad en la civilización moderna no son naturales. De forma similar a como, el gusto por el azucar o la sal,. que son adaptativos en ambientes naturales donde la sal y el azucar son escasos, son desadaptativos actualmente ..




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada