martes, 15 de febrero de 2011

Las luces se apagan en toda Europa.

"En toda Europa las élites multiculturales están librando una guerra total contra sus poblaciones" -Greet Wilders

La semana pasada, Geert Wilders, el diputado holandés ha sido sentado en el banquillo por atreverse simplemente a hablar mal del Islam y de las políticas de inmigración, que son parte de la estrategia deliberada de destrucción cultural de Europa por parte de sus élites.

Esto último, por cierto, sea total o sea parcial, es una marca inconfundible de cualquier movimiento totalitario. Es evidente que la inmigración musulmana incentivada y destrucción cultural forman parte de la misma estrategia totalitaria fruto del instinto de supervivencia de la élite cultural, mediática, política y perodística europea con el objetivo de afianzarse en el poder a corto y medio plazo a costa del largo plazo y a costa de la libertad de los ciudadanos.

A Geert Wilders le han sentado otra vez en el banquillo hace dos días por hablar mal del islam. Uno tiene que contener la náusea leyendo como tratan al "ultraderechista" Wilders los medios de información europeos, cómplices de lo que él denuncia. ¿Qué decir? Lo mejor es traducir su alegato de defensa en este juicio, que debería ser recordado junto con discursos como los de Churchill durante la Segunda Guerra Mundial... o ser olvidado para siempre, junto con nuestra libertad. Dice así:

Las luces se apagan en toda Europa. En todo el continente en el que nuestra cultura floreció y donde el hombre creó la libertad, la prosperidad y la civilización. La fundación de Occidente está siendo atacado por todas partes.

En toda Europa las élites actúan como protectoras de una ideología que se ha empeñado en nuestra destrucción durante catorce siglos. Una ideología que ha surgido desde el desierto y que puede producir desiertos sólo porque no reconocen la libertad de las personas. El Mozart Islámico, el Gerard Reve Islámico [un autor holandés], el Bill Gates Islámico no existen, porque sin libertad no hay creatividad. La ideología del islam es especialmente conocida por el asesinato y la opresión, y sólo pueden producir sociedades atrasadas y pobres. Sorprendentemente, las élites no quieren escuchar ninguna crítica de esta ideología.

Mi juicio no es un incidente aislado. Sólo los tontos lo creen así. En toda Europa las élites multiculturales están librando una guerra total contra sus poblaciones. Su objetivo es continuar con la estrategia de la inmigración masiva que en última instancia se traducirá en una Europa islámica, una Europa sin libertad: Eurabia...


Más en LD



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada