jueves, 26 de noviembre de 2009

la religión antireligiosa


Una vez mas escribo en referencia a esa aburridiiiisima obsesión y empeño de los recién alfabetizados en evolución por edificar una religión con predicación en las aulas en régimen de exclusiva.

Estos pavos primero piden intervención estatal en los programas de enseñanza, para "garantizar" un derecho, luego exigen que la regulación solo incluya "ciencia" y evolución, para "garantizar" la salud de las conciencias de los niños. Pero sin profundizar en ello más allá de lo que permite su agenda ideológica. Luego que incluyan educación para la ciudadania con los valores que ellos quieren (porque ellos lo valen y se sienten hiper-legitimados) Aunque esos valores se peguen de frente con lo que quieren ocultar de la teoría de la seleccion natural. Se arrogan en derecho de dictar la educación de nuestros hijos...y encima con nuestro dinero!

Es un programa totalitario (y esquizofrénico) de lo mas evidente. Eso si, a base de pequeños pasos que incluyen "derechos" y "garantias", hacia la dictadura total. Ni Chavez ni Hitler son los únicos que emprendieron el camino de la democracia a la dictadura. Parece mentira que haya tanto maricomplejin tonto útil que les baila el agua y no se entera de nada.

He comentando la correcta respuesta de Albert a Robredo, el jacobino Dawkinsiano (valga la redundancia). El incorruptiblicete hablaba de sus obsesiones de siempre. Albert le contestaba con mesura y yo he añadido lo mio. Pido perdon a Albert por incluir alusiones personales, pero a veces forman parte integral de la argumentación.

Extraigo mis comentarios (un poco editados):

Los fanatismos no provienen de las ideas, porque las ideas no dan de comer. Las ideas son una excusa. Si partimos de que somos seres sociales inteligentes, producido por seleccion natural, lo relevante (en términos evolutivos) es "cuanta gente está de nuestro lado". Llamémoslo capital social . De ahi se deriva gran parte del los assets que un ser humano puede poseer (Además este era el 100% del capital de nuestros antepasados, de los que hemos heredado sus estrategias vitales). Las ideas son por tanto herramientas para esa acumulación de capital. Pero lo que importa es el capital, no sus herramientas.

Por eso es muy verosimil que un grupo antclerical que se base en el marxismo o en el jacobinismo roussoniano de golpe se pase a una especie de darwinismo cientifista poco digerido. La definición del grupo no ha variado. Su capital tampoco. son sus herramientas para la acción las que han variado.

Por tanto, ni la ciencia ni la religión tienen nada que ver con el fanatismo . Es el uso que se haga de ellas. Un ejemplo de fanatismo basado en la ciencia es el escándalo de los calentólogos que se ha destapado.

Otro ejemplo es el señor Eduardo robredo. le leí antes de que supiera quien era Darwin y sigue con las mismas obsesiones. Simplemente ha encontrado una nueva palanca para desarrollarlas. El darwinismo mal entendido también influyó determinántemente en el Nazismo. (Estos darwinistas de pacotilla que además son socialistas deberían refrenarse un poco si tuvieran un poco de vergüenza y memoria)

Por supuesto que para dar coherencia a un grupo no vale cualquier idea. La idea tiene que tener cierta utilidad práctica. Las ideas tienen que ser ser compatibles con la realidad, pero no estar verificadas del todo. De lo contrario por lo primero no tendrán utilidad práctica y por lo segundo no exigiría ninguna apuesta ni ningún liderazgo que la sostenga, ni ningún aliciente para identificarse y por tanto no servirá para sentirse distinto y miembro-de la comunidad de creyentes.

Digamos que el grupo busca aumentar la base de adherentes a sus ideas, por la fuerza o por el convencimiento, pero lo que ocurre mientras eso sucede es la vida de cada uno. y, en la vida, es el grupo el que te asiste. Por tanto la idea pasa a ser secundaria y la salud del grupo pasa a ser lo fundamental, incluso a costa de cambiar de ideas, pero nunca de fines ni de ignorar a los viejos enemigos o grupos rivales que siguen amenazando la salud del grupo. Ambas cosas definen y delimitan al grupo.

Es en ese proceso donde surge el fanatismo. Las ideas se exploran mientras apuntalen al grupo y se deja de profundizar en ellas o se miente cuanto surgen conclusiones que contradigan los principios fundacionales. Se cambia de ideas o se retuercen a voluntad. Se ignoran consecuencias y finalmente, si el conjunto de ideas están siendo refutadas, se sustituyen completa o parcialmente por nuevas ideas para atacar mejor a los enemigos de siempre.

Las nuevas creencias modernas son de ese tipo camaleónico. Se pasa del ateismo militante al gnosticismo, al secularismo humanista etc. Cuando los miras en detalle, son la misma gente que nunca varía de enemigos ni de obsesiones. Las ideas que van utilizando tienen un elemento común, que es un cierto optimismo antropológico. En contraste, todas las grandes religiones tienen una comcepcion pesimista de la naturaleza humana. Quizá por eso han subsistido tanto tiempo el contraste con la realidad. Pero el sectario moderno piensa que hay un delgado velo oscurantista, que atribuye a las religiones, que aparta de una realidad luminosa que está al otro lado.

Desgraciadamente para ellos, el Darwinismo implica una vision igualmente pesimista del ser humano que esta vez no está sujeto a creencia sino que se sustenta en la dura realidad. No es la relgión la que hace al hombre sectario, malo, criminal, ignorante, nepotista. Es el hombre mismo el que es así. Las religiones solo lo constatan y tratan de dulcificar su naturaleza. Has elegido la idea equivocada para tus fines Eduardo. Creo que es hora de cambiarla por otra.

Yo creo que alguien que cree que la religion es EL obstaculo para la libertad y que el ser humano libre de religión dejará de ser sectario etc etc, tiene que ser por fuerza un optimista antropológico del sector mas mentecato que pueda existir. Otra cosa es que ni se de cuenta el tío.

Y efectivamente, para ser así, tiene que ser alguien que no entiende lo que significa la llamada teoría de la evolución, es decir, la seleccion natural, ni sus consecuencias.

"Dicho esto, si; la religion es una de las muchas escusas para el fanatismo, aunque hay que reconocer que es una excusa relativamente conveniente, si te dejan hablar en nombre de Dios."

Y no te digo si te dejan hablar en nombre de la Ciencia. Ejemplos hay muchisimos mas de fanatismo edificado sobre el prestigio de la ciencia que la religion. De la arqueologia indoeuropea que soportó a Hitler en adelante para acabar en la pifia totalitaria del cambio climatico . Pero tambien antes. Prácticamente desde que existe la ciencia.

Replanteo la frase: cuanquiera que crea que el mal está en ciertas manifestaciones humanas (y no en otras) y no en su propia naturaleza, tiene por fuerza que ser un optimista antropológico de lo mas mentecato. Y además no ha comprendido la teoría de la evolución ni sus implicaciones.

Les dejo con un articulo de un evolucionista que no es un mero divulgador/defensor como Dawkins, sino alguien que ha hecho contribuciones fundamentales a la teoría de la selección natural en su mismo núcleo y ha estudiado las religiones desde un punto de vista impecablemente evolucionista. David Sloan Wilson:

El artículo se titula: Ateismo como una religión encubierta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada